Recorrido

40 km

Dificultad

Baja

Época recomendada

Primavera - Verano - Otoño

Oficina de turismo

Valencia de Don Juan y Alija del Infantado.

La dispersión de las construcciones y su localización en las proximidades de los núcleos urbanos hace preciso realizar el recorrido en vehículo a motor. Pueden realizarse recorridos parciales en bicicleta o a pie entre localidades cercanas. En algunos casos es preciso caminar algún trecho hasta las inmediaciones de palomares o bodegas. En la ribera del río Esla y en los límites con el Páramo, se conservan interesantes muestras de arquitectura popular, con formas en clara armonía con su entorno que luchan contra el abandono y el paso del tiempo. 

Las bodegas típicas, en las que se elaboraba vino de forma tradicional, son muy abundantes en municipios como Chozas de Abajo, Santovenia de la Valdoncina, Valdevimbre, Ardón o Villamañán. Muchas están en desuso y en otras se hace vino para consumo particular. En la actualidad el vino se elabora en cooperativas y bodegas modernas. La variedad de uva predominante es la Prieto Picudo, autóctona de la zona. Se emplean otras variedades pero ocupan una menor superficie. Los vinos típicos son los claretes que se caracterizan por la aguja que aporta esta variedad principal. Se están haciendo importantes mejoras en los viñedos que contribuyen a mejorar la calidad de los caldos. La producción está amparada por la marca Vinos de la Tierra de León.

Las construcciones más numerosas son los palomares y bodegas, protagonistas de esta ruta, pero también hay molinos y otras edificaciones agrarias tradicionales, además de las propias casas.

Los palomares y las bodegas merecen una visita exclusiva, tanto por la belleza que muestran, a pesar de la sencillez de su construcción, como por haber formado parte de la vida cotidiana durante cientos de años. Se encuentran repartidos por muchos pueblos destacando en este recorrido los que concentran una mayor cantidad.

El recorrido empieza en Valdevimbre, uno de los centros productores de Vino de la Tierra de León. En el pueblo hay gran número de bodegas, algunas de ellas reconvertidas en establecimientos hosteleros en los que se puede degustar la gastronomía tradicional de la zona.

El recorrido continúa hasta Villagallegos donde hay un numeroso grupo de bodegas, al igual que en otros pueblos limítrofes. Desde aquí, se toma la carretera que recorre el valle hasta Villamañán pasando por varios pueblos con gran tradición vinícola como Villacalviel donde hay una cooperativa en la que, como en otras bodegas, se puede adquirir vino. En la actualidad en estos pueblos hay cultivadores que siguen elaborando vino para consumo propio en las antiguas bodegas. Desde Villamañán en dirección a Laguna de Negrillos y desde aquí a Cabañeros.

En Cabañeros sólo quedan las ruinas de un palomar de barro, aunque todavía se pueden ver los nidales excavados en el tapial. Cerca de aquí en Ribera de Grajal, una breve parada permite contemplar sus bodegas y continuar luego a Grajal de la Ribera, donde un palomar en buen estado todavía da un confortable cobijo a las palomas. Muy cerca de estos pueblos está también Audanzas, con un bonito palomar de barro y cubierta de teja que se alzan para recibir a las palomas.

Desde Grajal de la Ribera el itinerario se aproxima a Villaquejida, que alberga en su municipio un total de 49 palomares. Aquí se conserva un bonito palomar circular con dos tejadillos a distinta altura construido en piedra con un revoco de cemento y encalado, porque se asegura que el color blanco gusta a las palomas. También hay muestras del abandono, podemos encontrarnos con las ruinas de uno de barro, al que sólo le queda en pie alguna pared.

Desde Villaquejida bajamos por la N-630 hasta Cimanes de la Vega, que cuenta con 35 palomares dentro de los límites de su municipio. En Cimanes hay una muestra de dos tipos de planta usados para construir palomares: uno de planta circular y otro de planta cuadrada.

La localidad siguiente es Villademor de la Vega, donde además de palomares, hay una zona de bodegas muy interesante para visitar. Finalizando el recorrido en Valencia de Don Juan, donde se puede contemplar un palomar de planta circular y cubierta de teja. La entrada y salida de las palomas se hace a través de aviaderos situados en su parte frontal y encima de una repisa de lajas de pizarra. Sobre el tejado tiene una especie de torrecilla para el mismo fin. En Valencia de Don Juan también veremos bodegas.

En Villamañán, Fresno de la Vega y Valencia de Don Juan hay alojamientos y también campings.

En Villamañán, Fresno de la Vega y Valencia de Don Juan hay una amplia cobertura de SERVICIOS: farmacias, piscinas, tiendas de alimentación, servicios de ocio, etc.

Desde León tomando la N-630 o la A-66 hasta encontrar el desvío a Valdevimbre. La ruta puede hacerse en dirección contraria iniciándola en Cimanes de la Vega, también ubicado en la N-630.

Centro de Salud en Valencia de Don Juan y consultorios de atención primaria en las capitales de los municipios.

Todas las localidades de la ruta celebran fiestas patronales con multitud de atractivas actividades. Son frecuentes las romerías como las de Villamañán (San Antonio de Padua y San Marcos), Cimanes de la Vega (La Vega) o Villaquejida (Bendito Cristo) y también las fiestas de Valencia de Don Juan y Villamañán en las que hay una amplia gama de actividades.

 

Ferias

Feria Multisectorial (febrero) y Feria del Vino Tierra de León (agosto) en Valencia de Don Juan y Feria del Vino en Valdevimbre (agosto). En Villamañán hay mercadillos semanales.

Especialmente recomendables son las bodegas de Valdevimbre en las que se sirven platos típicos. Otros municipios como Villamañán o Valencia de Don Juan tienen una variada gama de restaurantes.

En Villamañán, Fresno de la vega y Valencia de Don Juan hay alojamientos y también campings.

En Villamañán, Fresno de la vega y Valencia de Don Juan hay una amplia cobertura de SERVICIOS: farmacias, piscinas, tiendas de alimentación, servicios de ocio, etc.